Luces, cámara y…acción inteligente: cuando los videos web se hacen bien

By 20 marzo, 2015 Multimedia

No necesitas tu propio canal de YouTube para darle visibilidad a tu video y aumentar tu alcance de marketing digital (aunque siempre ayuda). Incorporar un video a tu página web es una forma sencilla de dar el mensaje con rapidez y claridad, a la vez que llamar la atención de los usuarios, mejorar tu posicionamiento en el ranking de las herramientas de búsqueda y tener más presencia online. Antes de que te pongas a buscar la cámara de tu primera comunión, aquí te dejo tres claves:

El público es lo primero

Como ocurre con cualquier estrategia de marketing, primero has de saber  el público objetivo antes de lanzar el mensaje. Después debes asegurarte que el video está hecho con este grupo en mente, sobre todo en lo que respecta el lenguaje y el estilo. Tu público principal será clave en determinar el alcance general del video, por lo que debes comunicarte con ellos de una forma que te entiendan. Esto aumentará las probabilidades de que sea popular. Podría ser de ayuda investigar los estilos de los video más populares en tu nicho.

Corto, conciso y compartido

Lo ideal sería que tu video dure entre uno y dos minutos, pero en el mundo real, con que esté por debajo de los cinco minutos, está bien, siempre y cuando sea entretenido o informativo (si son las dos cosas, mejor que mejor). Aunque el video pueda ayudarte a explicar una idea compleja, es mejor hacerlo simple. Cada video tendría que tener una sola idea concisa que se comunique de forma clara. Si sigues estas pautas, es más probable que tu usuario comparta el video o cuelgue el enlace en Facebook.

Déjalo en manos de un profesional

¿A que no le pedirías a tu sobrino de 13 años que escriba el comunicado de prensa de tu empresa? Pues no lo hagas con el vídeo tampoco. Búscate un buen productor y un editor que puedan ayudarte a hacer un video de alta calidad y verás que no es tan caro como te imaginas. También puedes plantearte invertir en un copy o guionista que pueda ayudarte con el contenido. Te devolverán la inversion final con creces, sobre todo en la credibilidad del video y las veces que será compartido.

Incorporar el video en la página web es la mayor forma de ponerle cara a la personalidad de la empresa y acercarte a tus clientes, sobre todo a los clientes potenciales. Si se hace bien, un buen video en la red hará retumbar el impacto de visibilidad y el reconocimiento de la marca.

Real Lab

Author Real Lab

More posts by Real Lab

Leave a Reply